Gastronomía en su esencia pura

Convertirse en un clásico sólo está a la altura de aquellos lugares que saben ofrecer
una experiencia única y atemporal.
En el Asador de Aranda, lo hemos conseguido.

 

Y lo hemos conseguido gracias a la calidad de nuestras carnes y al
exquisito lechazo que cada día se prepara en nuestro horno de leña.
Sabores auténticos y mucha pasión por lo que
hacemos, son el resultado de más de 50 años de experiencia.

En la carta, los platos estrella se fusionan con las más actuales
propuestas, llegando así, a todo aquel que quiera disfrutar de buena
comida en espacios que no pasan desapercibidos.
Placeres auténticos